Ley de Judíos Sefardíes: Nacionalidad portuguesa (Decreto/Ley 30A/2015)

En el año 2015 Portugal incluyó en su legislación una nueva Ley la cual permite a los descendientes de judíos sefardíes, expulsados de la península ibérica hace más de 500 años, recuperar la nacionalidad portuguesa. Esta Ley, a diferencia de la norma española que permitió que miles de descendientes de Judíos Sefardíes en España pudieran obtener la nacionalidad española, no es transitoria, por lo que permite hacer uso de ella de forma permanente.

La Ley fue publicada como Decreto/Ley 30A/2015, aprobándose el 29 de enero del 2015 por el Gobierno de Portugal y entrando en vigor ese mismo año; permitiendo que aquellos interesados que puedan comprobar tener un vínculo con aquellos judíos exiliados de Portugal, puedan aplicar para obtener la nacionalidad de dicho país y de alguna forma recuperar la herencia que les fue arrebatada, indicando que la gran mayoría de los sefardíes descendientes de España, son considerados a su vez, descendientes de Portugal, pues tras la expulsión de España en 1492, casi todos se refugiaron en Portugal, de donde también fueron expulsados 4 años más tarde.

A modo resumen, el solicitante tiene que demostrar el origen sefardí (de Portugal) a través de sus ascendientes, sin exigirle tener que presentar un examen de conocimientos constitucionales o lengua portuguesa (como si ocurría en España). Tampoco se le exigirá ser de religión judía al momento de la solicitud, aunque sí debe demostrar que su abuelo/a lo era, ni tener que presentarse de forma personal en Portugal (España obligaba a presentarse de forma personal ante un notario español).

El procedimiento para la obtención de la nacionalidad portuguesa a través de esta Ley consta de las siguientes etapas:

  • Investigación de las líneas ascendentes de los antepasados judíos.
  • Tramitación de un certificado otorgado por la Comunidad Judía quien avala el origen sefardí de los interesados.
  • Presentación del expediente ante el Ministerio de Justicia de Portugal quien decidirá si el expediente se aprueba o no.

Por lo anterior, el interesado tendrá que aportar en el expediente los siguientes documentos (la lista no está limitada, por lo que cualquier documento es aceptado en derecho):

  1. Copia notariada y debidamente apostillada de TODAS las hojas del pasaporte en vigor, incluidas las hojas en blanco. 
  2. Certificado de nacimiento. Con una validez máxima de 6 meses y debidamente apostillado o legalizado en el país de origen (Traducido al portugués por traductor jurado).
  3. Libros de familia o partidas de nacimiento de los padres y abuelos.
  4. Certificado de la Comunidad Judío Sefardí de Portugal.
  5. Certificado de la Congregación Judío Sefardí a la que pertenece el interesado en su país de origen/residencia.
  6. Certificado de antecedentes penales de todos los paises donde el interesado haya residido los últimos 5 años, debidamente apostillado y traducido al portugués por traductor jurado.
  7. Poder a favor de quien presenta la solicitud (MG International Mobility).
  8. Otros documentos como:
    1. Ketuba, comprobantes de usos y tradiciones sefardéis. 
    2. Estudio realizado por expertos en el mundo sefardí portugués. 

En caso de estar interesado (A), desde MG International Mobility podemos hacer la presentación de la solicitud de nacionalidad portuguesa a través de la Ley 30A/2015. Contáctanos.

Israel - Portugal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s